La cara oculta de los “héroes” de la liga anti-dolor: Paracetamol e ibuprofeno. Como afectan a tu salud

Son los “héroes” de la liga anti-dolor, son dos de los medicamentos más consumidos en España. Entre los dos suman nada más y nada menos la cantidad de más de 50 millones de envases al año…y estos datos son del año 2013.

Ambos medicamentos se encuentran dentro del grupo de analgésicos no opiáceos y creo que hoy en día, es prácticamente imposible encontrar alguien que no haya tomado en algún momento de su vida, alguno de estos dos medicamentos. Una gran parte de la población los consume de forma diaria, para aliviar molestias o dolores crónicos.

Este uso, o abuso, de estos medicamentos nos lleva a pensar que son inocuos y no somos conscientes de las repercusiones que tienen en nuestro organismo.

Antes de entrar en detalle sobre el paracetamol y el ibuprofeno hablaremos brevemente sobre las prostaglandinas, ya que estos dos medicamentos actúan de diferentes formas sobre estas.

¿Qué son las prostaglandinas y para qué sirven?

Las prostaglandinas son unas sustancias de carácter lipídico derivadas de los ácidos grasos.

Estas sustancias tienen múltiples funciones, algunas de ellas:

Tipo Función
PGI 2 –          Vasodilatación

–          Inhibición de la agregación plaquetaria

–          Dilatación bronquial

PGE 2 –          Constricción bronquial

–          Disminución secreción ácido gástrico

–          Aumento secreción moco gástrico

–          Hiperalgesia (aumento del dolor)

–          Pirogénico (aumento temperatura corporal)

PGF –          Contracción del útero

–          Constricción de los bronquios

Como se puede ver en la tabla algunas de estas prostaglandinas tienen acciones contrarias. Las PG actúan a nivel local o incluso a nivel de la misma célula que las sintetiza (función autocrina).

Paracetamol (acetaminofeno)

acetaminophen-872219_1920

El paracetamol (también conocido como acetaminofén o acetaminofeno), se trata de un fármaco con propiedades analgésicas y antipiréticas, principalmente utilizado para tratar la fiebre y el dolor leve y moderado. El paracetamol no tiene ningún efecto antinflamatorio.

Como actúa en nuestro cuerpo. Mecanismos de acción:

En la actualidad se desconoce de forma exacta la actuación del paracetamol, aunque sí sabemos que actúa a nivel del sistema nervioso central. Se cree que es un inhibidor indirecto de la ciclooxigenasa (COX) en el sistema nervioso central. Las COX son enzimas que participan en la síntesis de las protaglandinas (moléculas proinflamatorias, cuya función veremos más adelante).

Sin embargo, al actuar de forma central no inhibe la COX ni las prostaglandinas de forma periférica, en los tejidos, por tanto, no tiene un efecto antiinflamatorio.

También se cree que el paracetamol inhibe la síntesis y/o efectos de algunos neurotransmisores que activan los receptores del dolor.

Respecto al efecto antipirético, el paracetamol bloquea el pirógeno endógeno en el hipotálamo, el cual es el regulador de nuestra temperatura corporal.

Su cara oculta, los efectos adversos:

  1. Pérdida de masa muscular

El problema es que si consumimos paracetamol de forma crónica (la dosis máxima recomendada de 4 gr. al día) estamos reduciendo de forma considerable la disponibilidad de la cisteína, uno de los dos únicos aminoácidos que contienen azufre, la cual se utiliza para eliminar este paracetamol.

Si nuestro sistema musculo-esquelético no tiene suficiente cantidad de este aminoácido, aumenta el riesgo de sarcopenia, es decir, la pérdida de masa muscular.

¿Cómo se produce este déficit de cisteína/metioniona?

El paracetamol es metabolizado en el hígado a compuestos inactivos por combinación con sulfato y ácido glucurónico, una pequeña parte es metabolizada por el sistema del citocromo P-450, el cual al oxidar el paracetamol produce un intermedio muy reactivo llamado NAPQI el cual en condiciones normales es neutralizado por la acción del glutatión.

Ahora bien, el sulfato y glutatión, necesarios para la detóxificacion del paracetamol en el hígado, se obtienen a partir de aminoácidos con azufre: la cisteína y la metionina.

En condiciones normales la cisteína es sintetizada por el cuerpo a partir de la metionina, siempre que haya suficiente, a su vez la metionina es uno de los aminoácidos esenciales, no podemos producirlo, lo tenemos que ingerir en nuestra dieta.

Esta pérdida de masa muscular toma especial relevancia cuando hablamos de personas mayores, ya que con la edad aumenta la degradación de proteína y disminuye la síntesis de ésta. En otros artículos ya hemos hablado de la importancia de un tejido muscular sano, pero resumiendo podríamos decir que lo que lleva a las personas mayores a una situación de dependencia, es precisamente esa falta de masa muscular. Llega un momento en que tus músculos no tienen suficiente fuerza para levantarte de una silla o simplemente para poder caminar sin ayuda…

En este caso es sumamente importante mantener un consumo alto de proteínas, proteínas de alto valor biológico, con un perfil de aminoácidos lo más completo posible (como la carne, pescado, huevos, etc), combinado con entrenamiento de fuerza.

  1. Daño hepático

El hígado es un órgano que se encarga (entre otras cosas) de realizar la desintoxicación de  sustancias químicas. En algunas ocasiones durante la biotransformación a sustancias menos nocivas se producen moléculas que pueden inducir un daño hepático a través de diversas vías.

El detalle del proceso en el caso del paracetamol es complejo y confuso, pero sin profundizar podemos saber:

  • El metabolismo del paracetamol en el hígado es un proceso catalizado por un enzima (CYP2E1) la cual provoca agotamiento del glutatión y aumento del estrés oxidativo como resultado de la acumulación de especies de oxígeno reactivo (ROS).
  • Se producen uniones covalentes del fármaco con los componentes de las células hepáticas.
  • Se generan especies reactivas de oxígeno, lo cual origina un estrés oxidativo hepático.
  • Se activan las vías de transducción de señales que modulan la muerte celular o la supervivencia de ésta.

El resultado de este proceso es la muerte celular de los hepatocitos, dando al citado daño hepático.

Si te interesa conocer en mayor detalle el proceso puedes leer este estudio.

drug-induced liver injury

  1. Cambios en las hormonas sexuales

Cuando explicamos el mecanismo de acción del paracetamol dijimos que existían algunas “lagunas” sobre éste, existiendo en algunos casos una falta de consenso.

En este estudio encuentran que el consumo de paracetamol produce la sulfatación de múltiples esteroides androgénicos y progestágenos.

Por otra parte, otros estudios sugieren una relación entre la exposición intrauterina al paracetamol, la alteración de la homeostasis hormonal y las malformaciones urogenitales masculinas al nacer. También se ha encontrado que la exposición prenatal al paracetamol altera la masculinización del cerebro masculino en ratones. (estudio, estudio)

Ibuprofeno y otros antiinflamatorios no esteroides (AINEs)

painkillers-2525087_1920

Mecanismos de acción:

El ibuprofeno es un medicamento analgésico, perteneciente al grupo de los Antiinflamatorios No Esteroides (AINEs). Su mecanismo de acción es sobre las prostaglandinas, a diferencia del paracetamol, el ibuprofeno inhibe su síntesis y liberación por la inhibición de la ciclooxigenasa 1 y 2 (COX 1 y 2), las cuales catalizan la producción de prostaglandinas por vía del ácido araquidónico.

Por tanto, se produce una disminución de la formación de los precursores de las prostaglandinas y tromboxanos, actuando a nivel periférico y produciendo un efecto antiinflamatorio.

También inhibe de manera reversible la agregación plaquetaria, al igual que hace el ácido acetilsalicílico, pero en menor medida.

Su cara oculta, los efectos adversos:

  1. Afectación a la mucosa gástrica

Múltiples estudios encuentran relaciones entre el consumo de AINEs y daño en la mucosa gástrica.

Como comentamos anteriormente los AINEs actúan inhibiendo la ciclooxigenasa, lo cual produce una deficiencia de las prostaglandinas. En concreto, la COX-1 se encarga de sintetizar prostaglandinas que protegen la mucosa gástrica, aumentando el moco gástrico. Esta deficiencia de prostaglandinas da como resultado una hipermobilidad de la mucosa gástrica, derivando en un aumento de la permeabilidad de esta mucosa. El resultado: lesiones gástricas.

Estas lesiones gástricas dependerán en gran medida de la dosis, de la prolongación del tratamiento y por supuesto del paciente. Hay casos en los que cicatrizan al finalizar el tratamiento, pero también existe un porcentaje en el que estas lesiones derivan en úlcera de estómago, de duodeno, hemorragias o perforación.

  1. Aumento del riesgo cardiovascular

Al igual que ocurría en el caso del paracetamol, vinculado con el riesgo de daño hepático, el consumo de ibuprofeno, también aumenta las especies de oxígeno reactivo (ROS) lo cual se traduce en un incremento de estrés oxidativo que interfiere en el funcionamiento de nuestro sistema cardiovascular.

ROS_Aines

Fuente: NSAIDs and Cardiovascular Diseases: Role of Reactive Oxygen Species (Rajeshwary Ghosh,  Azra Alajbegovic,  and Aldrin V. Gomes)

Cuando la producción de estas especies de oxígeno reactivas sobrepasa la capacidad antioxidante de las células se produce el estrés oxidativo. Como te puedes imaginar, el proceso a nivel celular no es nada simple, así que de forma resumida diremos que este aumento de oxígeno reactivo produce un desequilibrio en el funcionamiento de las mitocondrias, que recordemos que son las “centrales de energía” de nuestro cuerpo, produciendo la energía (el ATP) a través del sistema de fosforilación oxidativa.

¿Cuál es el problema? Pues que el corazón es uno de los órganos con mayor nivel de mitocondrias. El 90% de la energía para su correcto funcionamiento lo obtiene a través éstas, así que puedes imaginar que ocurre cuando se producen fallos en su funcionamiento.

Si quieres profundizar en el tema puedes leer este estudio.

  1. Reducen la inflamación

¿Y esto es un problema? ¿Reducir la inflamación no es precisamente lo que buscamos cuando tomamos un antiinflamatorio?

Es cierto que cuando tomamos un antiinflamatorio lo que buscamos es reducir la inflamación y el dolor, probablemente producido por una lesión.

Ahora bien, en primer lugar, deberíamos plantearnos qué es y para qué sirve la inflamación.

Lo primero es distinguir entre inflamación aguda e inflamación crónica. La inflamación crónica es un proceso persistente en el tiempo, puede producirse por el mantenimiento de una inflamación aguda, al no resolver la causa.

La inflamación aguda es una respuesta de nuestro sistema inmunitario ante una invasión o un daño. Es un proceso que durante miles de años ha servido para mantener a nuestra especie con vida. Es crucial para la reparación del tejido. En este proceso se produce una vasodilatación así como una activación y movimiento de leucocitos al sitio lesionado.

 Pongamos un ejemplo para comprender como funciona:

Estás caminando por la calle y te tuerces un tobillo.

¿Qué pasa? Pues que inmediatamente tu cuerpo inicia una reacción en cadena.

  1. Se genera la enzima ciclooxigenasa, la cual cataliza el proceso de producción de prostaglandinas, iniciándose de esta manera la respuesta inflamatoria.
  2. Cuando se alcanza un determinado nivel de prostaglandinas se induce la producción de sustancias antiinflamatorias y encargadas de la resolución del proceso, como son: lipoxinas, resolvinas y neuroprotectinas.
  3. Cuando se alcanza un número suficiente de sustancias antiinflamatorias, las lipoxinas inducen la actividad fagocitaria de los macrófagos, para que limpien los “restos de la batalla”.

Ahora bien, los AINEs bloquean la ciclooxigenasa, por tanto bloquean la subida de prostaglandinas y las sustancias encargadas de resolver el proceso (lipoxinas, resolvinas, neuroprotectinas) no se generan.

Nos guste o no, necesitamos la inflamación para que se produzcan las sustancias que resuelvan el daño. Cuando tomamos antiinflamatorios estamos impidiendo el correcto funcionamiento del sistema natural de nuestro cuerpo para la resolución de daños, pero cuidado, ¡que a cambio no estamos fomentando esa reparación por otra vía!

Lo cual quiere decir que estamos tratando el síntoma, no la causa que origina el problema, y lo peor de todo, estamos eliminando los mecanismos para su resolución.

En próximo artículo profundizaremos sobre la inflamación y todo su proceso.

TABLAS RESUMEN

PARACETAMOL
Mecanismos de acción:

–          Inhibe prostaglandinas en el sistema nervioso central

–          Bloquea la generación del impulso del dolor a nivel periférico

–          Actúa sobre el centro hipotalámico regulador de la temperatura

 

El hígado utiliza cisteína y metionina para eliminarlo Mayor riesgo de pérdida de masa muscular
En su metabolismo se producen especies reactivas de oxígeno y se activan las vías de señalización que modulan la muerte o supervivencia celular Riesgo de daño hepático
Afecta a la sulfatación de las hormonas sexuales (andrógenos y progestágenos) Puede afectar a la homeostasis hormonal, comportándose como un disruptor endocrino
IBUPROFENO – ANTIINFLAMATORIOS NO ESTEROIDES (AINEs)
Mecanismos de acción:

–          Inhibe la ciclooxigenasa (COX)

–          Se reduce la producción de prostaglandinas a nivel periférico

 

Inhibe la ciclooxigenasa, lo cual produce deficiencia de prostaglandinas Riesgo de lesiones en la mucosa gástrica
Aumentan las especies reactivas de oxígeno lo cual interfiere en el funcionamiento de las mitocondrias Riesgo de enfermedades cardiovasculares
Reduce la inflamación Al reducir la inflamación estamos impidiendo la resolución de una lesión

CONCLUSIONES

conclusion

Pensar que es inocuo el uso de estos medicamentos, por muy habitual que sea, es un grave error. Evidentemente tomarte un día puntual un ibuprofeno o un paracetamol no te van a producir una cardiopatía o una úlcera gastroduodenal. Estamos hablando de un uso crónico de los mismos.

Sin embargo, debemos ser conscientes de que cuando tomamos estos medicamentos estamos inhibiendo los mecanismos naturales que nuestro cuerpo tiene para resolver un daño y eso ocurre desde el primer antiinflamatorio que tomas hasta el último.

Desde luego que disponer de un amplio abanico de medicamentos es una gran ayuda en muchos casos (por ejemplo, no es lo mismo una fractura de hueso abierta, que una torcedura de tobillo) pero el uso indiscriminado que hacemos no presenta ningún beneficio para nuestra salud y en cambio presenta un montón de riesgos potenciales.

El uso indiscriminado de estos medicamentos no presenta ningún beneficio para nuestra salud y en cambio presenta un montón de riesgos potenciales. En lugar de “acompañar” nuestros los sistemas que nuestro cuerpo tiene para resolver un daño, sin aportar ninguna solución alternativa. Tratamos la causa pero el problema se mantiene, y más grave aún.

Estos sistemas han mantenido con vida nuestra especie desde hace millones de años, han pasado “el filtro de la evolución”: lo que no funciona desaparece. Desde nuestra perspectiva ética humana nos puede parecer cruel, pero la naturaleza es amoral, solo sobrevive lo más eficaz, el resto desaparece. Si lo piensas detenidamente te darás cuenta de que “boicotear” nuestros sistemas de defensa y además exponerte a riesgos no es lo más inteligente que puedes hacer. Piénsalo la próxima vez que te lesiones o que tengas un leve dolor de cabeza.

Existen soluciones para “acompañar” nuestros sistemas sin impedir su correcto funcionamiento:

  • Aplicar calor en la zona afectada.
  • Inmovilizar zona lesionada en base al dolor, para que se inicie la reparación.
  • Dormir y descansar adecuadamente para que nuestro cuerpo se repare.
  • Y comenzar a movilizar la lesión en base a lo que nos permita el dolor y la inflamación, para que tus músculos produzcan mioquinas, sustancias que algunas de ellas tienen potente efecto antiinflamatorio.

Si tienes cualquier duda puedes dejarnos tu comentario o escribirnos y recuerda, ¡Si te ha gustado el artículo suscríbete a nuestro blog!

¿Nos ayudas a que llegue a más gente? Comparte esta publicación con tus amigos, familiares y cualquiera que creas que se puede beneficiar esta información.

Bibliografía:

Estudio Paracetamol Comentario
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29398597 Uso del paracetamol modifica la sulfatación de las hormonas sexuales
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29554987

 

Impacto de la medicación en el metabolismo de las proteínas y los aminoácidos en los ancianos: el caso del aminoácido de azufre y el paracetamol.
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29632419 Paracetamol puede causar toxicidad hepática directa a través de la acumulación de especies reactivas de oxígeno y la disfunción mitocondrial
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28559473 Exposición prenatal al paracetamol y masculinización del cerebro
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26732887 Exposición intrauterina al paracetamol y los cambios en la homeostasis hormonal
Estudio AINEs Comentario
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3351764/ Inhibición de la ciclooxigenasa y daño en la mucosa gástrica
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4592725/ AINEs y enfermedades cardiovasculares
https://www.anmm.org.mx/GMM/2014/n5/GMM_150_2014_5_440-449.pdf Mecanismos de señalización involucrados en la resolución de la inflamación
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2933521/ Ácidos grasos Omega y la resolución de la inflamación

 

 

 

 

Anuncios

1 Comment

  1. Hola! Conocía algunos potenciales problemas que podía provocar el uso indiscriminado e injustificado de estos dos fármacos, pero ahora ya me ha quedado clarísimo.
    Muchas gracias por la info y esperando con ganas (pero sin meter presión jeje) el próximo sobre la inflamación.

    Un saludo!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s